Contáctanos

1. Catorce días para devolver el producto

La ley afirma que el cliente dispone de un plazo mínimo de 14 días para poder devolver la compra. Aun así, la empresa tiene el derecho a decidir si quiere mantener este plazo o ampliarlo, pero jamás podrá reducirlo. Además, si se trata de una entrega de varios paquetes, el término de devolución se tendrá que empezar a contar desde la llegada del último paquete.

2. No es obligatorio justificar el porqué de la devolución

El cliente no está obligado a justificar el motivo de la devolución del producto, así como tampoco, puede ser penalizado por haber tomado la decisión de devolverlo.

3. Informar correctamente al cliente sobre su derecho a devolución

Si se da el caso de que la empresa no ha informado como es debido al cliente de su derecho a devolución será penalizada, viéndose obligada a aumentar el plazo de devoluciones, convirtiendo los 14 días en 12 meses.

4. La empresa tiene la obligación de devolver todo el importe pagado por el consumidor

Cuando un consumidor recurre a la política de devolución es porque quiere que le abonen el importe de la compra, es por esto, que la empresa está obligada a devolver el importe entero e incluyendo los gastos de envío iniciales. En el caso de que el consumidor haya elegido un modo de pago más costoso, será él quien tendrá que correr con los gastos. Se debe tener en cuenta que si el abono no se realiza dentro del período de 14 días, tiene derecho a reclamarlo por duplicado.

5. El comprador tiene que hacerse cargo de los gastos derivados de la devolución del producto

Los gastos derivados de la devolución del producto deben ir a cargo del comprador, pero se debe tener en cuenta que para que una devolución sea aceptada, es primordial presentar el comprobante de la compra y el producto deberá estar en perfecto estado.